Me ha tocado

Me ha tocado caminar sin saber dónde pisar, sin saber de qué apoyarme, sin saber a dónde ir. Me ha tocado caminar sin poder preguntar, sin poder reconocer, sin poder decir adiós; me ha tocado caminar así, sin querer a veces caminar, sin siquiera entender porque hay que caminar. Me ha tocado mirar sin saberSigue leyendo “Me ha tocado”

Perfecta no, pero imperfecta menos…

… Perfecta no, pero imperfecta menos. Dicen algunos que la perfección no existe, ¡cuánta razón tienen!, porque qué aburrido sería si todos fuésemos perfectos y además iguales. Pero realmente ¿imperfecta yo? Como mujer y número uno, tengo un montón de cualidades que me distinguen entre todos. Tengo defectos, sí, pero y eso qué importa. ¿ImperfectaSigue leyendo “Perfecta no, pero imperfecta menos…”

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora